Quiénes somos

¿Qué es La Abeja Roja?

La Abeja Roja es una Asociación Sevillana de Fotografía sin ánimo de lucro, constituida el 4 de diciembre de 2018 y fundada por siete amigos, amantes de la fotografía, con el firme propósito de fomentar la importancia de la fotografía como medio de comunicación y dar a conocer la riqueza patrimonial y cultural de nuestra tierra, Sevilla y su provincia en particular y toda Andalucía en general.

En la actualidad somos 36 socios.

Para conseguirlo, desarrollamos las siguientes actividades:

  • Organizamos reuniones y conferencias para la divulgación de la fotografía en todas sus variantes.
  • Realizamos cursos y talleres de formación, con carácter público pero con ventajas para nuestros socios.
  • Celebramos concursos y exposiciones.
  •  Organizamos excursiones y visitas de carácter educativo y cultural por toda Andalucía.
  •  Editamos boletines y publicaciones que fomentan la actividad fotográfica de nuestra asociación.
  •  Y colaboramos con otras asociaciones y federaciones fotográficas, cuyos fines y actividades tienen directa relación con el impulso de la fotografía.

La Junta Directiva inicial, tras ser aprobada en Asamblea Fundacional y tras la aprobación de los Estatutos Fundacionales, pasa a estar compuesta por los siguientes cargos:

  • Presidencia
  • Vicepresidencia
  • Secretaría
  • Tesorería
  • Vocalía (3) 

 

Junta Directiva
Junta Directiva
  • Presidente: Fran Márquez
  • Vicepresidente: José Antonio Mateos
  • Secretaria: Marycarmen Muñoz
  • Tesorera: Mari Luz Espinosa
  • Vocales: Patri González, Lola Parejo, Manoli Blanco

El origen de la denominación "La Abeja Roja"

El nombre “La Abeja Roja” surge de una manera casual, por varios motivos:

Su presidente, Fran Márquez, además de ser un amante de la naturaleza y anecdóticamente seguidor desde su infancia de unos conocidos dibujos animados basados en estos animalitos, las abejas, vio cumplido uno de sus logros en 2018, cuando comenzó a organizar excursiones fotográfico-culturales, por Andalucía, con una aceptación magnífica por parte de los aficionados a la fotografía y a la naturaleza que compartían dichas excursiones.

Como el mismo indica:

El término abeja se me ocurrió pensando en que mi pasión por la fotografía ha calado hondo en todos vosotros, como si os hubiese picado una abeja con su aguijón. El color rojo lo añado al ver esa noche fotografiando perseidas, una treintena de luces rojas, de las cámaras de los excursionistas, entusiasmados tanto como yo. Además me gusta el nombre porque aparentemente no tiene nada que ver con la fotografía, pero está ligado a ella en un mismo concepto.

Fran Márquez

Comentarios cerrados.